lunes, marzo 30, 2015

O filho do dragão



Después de un tiempo, de un silencio...

Pasan los días  y los momentos se perciben de igual manera, ¿Cuando es el tiempo en que nos convertimos en pasado, y cuando en el que estamos presentes? En un recuerdo, en un olvido o el animal que transforma el infinito.

Passageiro na boca do dragão
São Paulo

1 comentario:

Perla rosario dijo...

Buena reflexion